Por todos es sabido que, entre los 6 y 12 años de edad, perdemos los dientes, lucimos sonrisas desdentadas para, al cabo de los meses, dejar paso a los dientes de adultos. Ésos que impresionan por su tamaño en caras aún infantiles. 

Pues bien, hay excepciones. Existen adultos que no llegan a perder los dientes de niño

Agenesia dental 2

 

Un 6-8% de los niños no pierde sus dientes de leche debido a que, debajo de él,  a la altura de la raíz, no se está formando ningún diente definitivo que pueda sustituirlo. Entonces, al seguir manteniendo la raíz del diente de leche, éste permanece en la boca.

Normalmente, esta dolencia se detecta cuando el paciente es niño o adolescente, sobre todo al realizar las primeras radiografías de la boca para comprobar cómo va el crecimiento de las muelas del juicio.

A día de hoy se sigue estudiando cuáles pueden ser las causas de la agenesia dentaria. Hay muchas tesis al respecto: infecciones sufridas por la madre antes o durante el embarazo, puede que también sea una cuestión hereditaria, ya que existen casos en los que varios miembros de una misma familia, además, niños que nacen con otro tipo de anomalías genéticas, como labios leporinos, Síndrome de Down o diversas fisuras, tienen tendencia a presentar agenesia dental.

En caso de que suframos esta enfermedad, debemos tener en cuenta que el diente de leche no está preparado para durar toda la vida. Por lo tanto, es normal que antes o después acabe por moverse o caerse y presentar así un problema estético. Además, quienes padecen agenesia dentaria pueden manifestar una oclusión dental defectuosa, es decir, un mal alineamiento de los dientes y en la forma como ajustan los dientes superiores e inferiores, por lo que manifestarán una apariencia anormal de la cara, molestias al masticar o morder, dificultades en el habla e incluso respiración bucal (respirar por la boca sin cerrar los labios).

Normalmente, se proponen dos soluciones para este problema: cerrar el espacio a través de un tratamiento de ortodoncia o bien rellenar el espacio a través de un diente artificial.

De todas maneras, ya sabéis que no hay mejor diagnóstico que una visita al dentista. Si visitáis cualquiera de las clínicas del Grupo Udemax, os podremos indicar cuál es el tratamiento más adecuado y realizar una exploración a fondo.

 

Agenesia dental

SCROLL TO TOP